Inicio » Axel Kaiser » «Milei no es loco ni bobo, es brillante»
«Milei no es loco ni bobo, es brillante» Publicado en El Comercio de Perú, 17.12.2023

«Milei no es loco ni bobo, es brillante»

Está en Bolivia difundiendo todo lo que sabe sobre el modelo liberal. Explicando el triunfo de Javier Milei y descifrando los retos y las consecuencias para América Latina de su éxito. Axel Kaiser es uno de los personajes más influyentes del continente cuando hablamos de liberalismo. Ya le pidieron que sea candidato presidencial en Chile, pero él está concentrado en la difusión de la ideología libertaria.

La situación en Argentina es básicamente de emergencia. ¿Qué piensa de las primeras medidas que ha tomado Javier Milei?

Van en la línea de lo que había anticipado cuando era candidato y de lo expresado en su discurso inaugural. Son duras porque la crisis es grave. No hay alternativa: es eso o la destrucción completa del país. En este minuto, la inflación ya está corriendo a un 3.000% anualizada y, si no toma medidas para reducir el gasto, se le va a disparar mucho más. Creo que la población está preparada para resistir este tránsito que va a ser duro. Tienen claro que esto es como el cáncer: debes operarte el tumor, pasar la quimioterapia y el proceso es duro, difícil y desagradable.

¿Basta la crudeza y la ejecución de ese discurso? Menem en algún momento intentó cortar el déficit y terminó en un severo corralito que todos recordamos, con las protestas y las muertes. ¿Milei podrá resistir la calle?

La comunicación es fundamental y ahí tiene el capital político para hacerlo. Patricia Bullrich sabe de lo que habla, entiende de seguridad y no me cabe ninguna duda de que aplicará el Estado de derecho. La verdad es que el país está completamente quebrado. Está en la peor crisis económica de su historia y Milei tiene un mandato claro y democrático: frenar y desactivar la bomba atómica, económica, financiera, hiperinflacionaria que dejaron los delincuentes que abonaron durante 20 años. En la democracia debes estar dispuesto a usar una mano de hierro para que se respete la ley, porque de lo contrario tienes una dictadura de la muchedumbre, de los delincuentes, de los terroristas, y eso no es lo que quiere la mayoría de los argentinos, así que sí va a ser difícil y muy duro. Va a ser una batalla campal, pero finalmente el gobierno de Milei prevalecerá.

¿Y si no lo logra?

Argentina está totalmente perdida para siempre.

¿Una derrota de Milei sería un gran perjuicio para todos los gobiernos latinoamericanos que quieren zafarse de esta izquierda angurrienta?

Por supuesto. Sería un revés, pero no una derrota definitiva. Se demostraría que la izquierda criminal delincuente controla la agenda y que las mafias son más poderosas que la voluntad del pueblo. No creo que eso vaya a ocurrir.

La primera medida en torno al dólar ha recibido críticas furibundas de Putin, por ejemplo, de López Obrador…

La geopolítica cambia con Milei. Argentina sale del eje de los tiranos corruptos, como Putin, Irán, China y sus socios en América Latina, y entra al de Occidente junto con EE.UU., Israel y las demás potencias. La dolarizacion obviamente no les conviene a los que están tratando de armar una competencia, un bloque económico fuera de la hegemonía norteamericana. Para los argentinos, que es lo relevante, la dolarización es lo mejor que le puede pasar y, a mi modo de ver, es inevitable; es parte de sincerar las cosas. La verdad de las cosas es que un dólar no vale 400 pesos como decía el gobierno, sino que vale poco más de 1.000 pesos, pero Milei lo acercó a 800 pesos, con lo cual incentiva la exportación, el turismo, etc. Se va cerrando la brecha cambiaria, que es una de las grandes distorsiones de la economía y se presta también para mucha corrupción. Que Putin esté en contra es la mejor prueba de lo que tiene que hacer.

«La verdad es que en todos los países de occidente los abundantes ministerios y subsecretarías han hecho metástasis. Argentina es el caso más patético. En mi país, Chile, también deberíamos tener la mitad de los ministerios que tenemos».

Acaba de decir que Milei se aleja de los tiranos corruptos, pero él anuncia acercamiento con China, ¿cómo entenderlo?

La política exterior tiene un componente pragmático. También se está acercando Biden y eso no significa que tu vayas incondicionalmente a convertirte en un satélite de ellos. China es un socio comercial, la segunda economía del mundo. ¿Argentina le debe dinero a China? Obviamente, y el interés de los argentinos está en que ellos negocien y siga siendo un socio comercial importante. Pero eso no significa que se van a aliar o doblegar políticamente con China. El aliado natural es EE.UU.

¿La suspensión de la publicidad estatal y la reducción de los ministerios son medidas radicales que le quita ingresos a un gran sector que vivía solo de eso. ¿Serán medidas que tiendan a revertirse o Milei podrá resistir?

Si él gobierna, no se va a revertir; pero si mañana vuelven los peronistas, no tengo la menor duda de que la casta vuelve con sus privilegios. La verdad es que en todos los países de occidente los abundantes ministerios y subsecretarías han hecho metástasis. Argentina es el caso más patético. En mi país, Chile, también deberíamos tener la mitad de los ministerios que tenemos. Si yo fuera presidente, cerraría varios ministerios, subsecretarías, recortaría gastos. Es una vergüenza cómo se despilfarra el dinero. En Argentina el peronismo es básicamente una ideología del robo.

José Mujica, el expresidente uruguayo, acaba de contar que el propio Lula le ha pedido ayuda para mejorar relaciones con Milei. Ha dicho que Milei puede ser loco, pero no es un bobo.

No está ni loco ni es tonto; Milei es muy inteligente, brillante. Yo soy su amigo desde hace nueve años y estuve reunido con él antes de que asumiera. Tiene muy claro hacia dónde hay que llevar su país. Está a la altura del cargo y, si tiene que conversar con Lula, lo hará. Es una persona brillante y la gente inteligente es capaz de ser pragmática cuando tiene que serlo.

Cuando le preguntan por qué no es de izquierda, ¿qué contesta?

Que tengo el espíritu demasiado sano para serlo. Para ser de izquierda, puede serlo por dos razones. Porque tienes una podredumbre física y espiritual que te lleva a odiar a personas que son mejores que tú y por eso quieres aplastarlas. Lo clásico en el socialismo es motivar la envidia y el resentimiento de las masas. La segunda razón es porque no entiendes cómo funciona la realidad y eres un creyente del paraíso igualitario, sin estudiar las consecuencias a las cuales lleva ese tipo de búsqueda y eso te hace en cierto sentido mala persona, porque le haces mucho daño a otra gente. Por mucho tiempo los liberales de lo único que hablaron fue de economía y no entendieron que eso no es lo que motiva a los espíritus de los seres humanos, la narrativa, la moral, la ética; la ética es lo que nos mueve y la economía es parte de la discusión, pero no es lo más importante. Y sobre la agenda LGTB y todas esas cuestiones que vemos hoy, son producto de un movimiento totalitario antioccidental que es derivado del neomarxismo, inspirado en doctrinas como la teoría crítica a la escuela de Frankfurt y el comunismo francés. No tiene nada que ver con lo que los liberales clásicos planteamos que hay que respetar idénticos derechos para todos.

Hablemos del Perú. ¿Qué le parece la excarcelación de Fujimori?

Me parece bien. Es un hombre muy mayor. No conozco los detalles del procedimiento judicial que se siguió en su contra, pero me parece bien que esté en su casa. Tampoco es un buen récord para los peruanos tener a todos sus presidentes encarcelados.

¿Ve con optimismo el gobierno de Dina Boluarte?

Me parece que lo ha hecho bien. No fue fácil su situación y yo espero que resista, aunque tiene muy bajo apoyo popular. Tiene que buscar alianzas para reactivar la economía. Ojalá pudiera elaborar una agenda doméstica. Lo que pasa es que eso sí es liberal y allí la acusarían de ser de derecha, pero que fuera ella no me preocuparía. Con 8% de aprobación hago políticas liberales y aumento mi popularidad en todos los sectores. Pero si quiere complacer a la izquierda pierde su tiempo, porque ya no la apoya, la perdió.

¿Su destino es la cárcel por las muertes cuando asumió el mandato?

Sería una vergüenza que una presidenta que hizo respetar el Estado de derecho termine en la cárcel. Eso hablaría pésimo del Poder Judicial. En todo país hay instrumentos legales y ella utilizó lo que ocurre en los estados de excepción. Piñera, durante las revueltas, también tuvo muertos, pero él no está en la cárcel. El sistema judicial desechó todas las querellas y demandas. Lo mismo debe pasar con Boluarte.

Chile lleva cuatro años intentando cambiar su Carta Magna, ¿qué cree que suceda este domingo 17?

Si gana la propuesta de la derecha, que es una propuesta socialdemócrata, de centro, será una derrota catastrófica para la izquierda en el corto plazo, pero podría convertirse en un búmeran en el mediano y largo plazo, porque es posible que la Constitución no gane por demasiado y termine por generar expectativas que se van a frustar, y eso va a repercutir en la derecha como un grupo político que prometió algo y fracasó. Eso le permitiría a la izquierda resurgir fuerte. Recordemos que la derecha tenía ganado políticamente este debate constitucional con el rechazo del año pasado a la Constitución comunista de la izquierda, que fue 62% versus 38%, y esa victoria la ha convertido en una derrota porque, incluso si gana en la nueva Constitución, en el mediano plazo terminará perdiendo.

¿Cree que la interrupción voluntaria del embarazo es uno de los puntos más conflictivos de la nueva propuesta?

No hay un problema con el aborto en la nueva Constitución; la verdad es que queda muy parecido a lo que tenemos hoy.

—La expresidenta Michelle Bachelet está en contra y afirma que la propuesta pone un límite a lo que muchas mujeres han impulsado por décadas, una verdadera protección estatal y un debate amplio sobre temas críticos tales como la igualdad salarial, los derechos reproductivos o la participación igualitaria. Dice que se debe ampliar en lugar de limitarlos.

La realidad es una sola: Bachelet simplemente está mintiendo respecto de que se retrocede en el derecho de las mujeres. De hecho, la crítica que le hago yo a esta nueva Constitución es que en estos temas identitarios del feminismo es más bien radical, como de izquierda, y para mí esa es una de las razones por las que este texto no es bueno.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.

ÚLTIMAS OPINIONES

La guerra contra la razón: Humanidades o Ciencia

¿Se ha preguntado por qué la Revolución Industrial ocurrió en Europa y no en China o en India o en […]

Publicado en El Comercio de Perú, 17.12.2023
La guerra contra la razón: Humanidades o Ciencia

Tomas buenas y tomas malas

Gran revuelo causó la rectora de la Universidad de Chile, Rosa Devés, afirmando que una toma era comprensible en 2011 […]

Publicado en El Comercio de Perú, 17.12.2023
Tomas buenas y tomas malas

Verdades silenciadas

Se supone que en las universidades las controversias se resuelven mediante el intercambio de opiniones, no mediante la censura o […]

Publicado en El Comercio de Perú, 17.12.2023
Verdades silenciadas

«La libertad es un derecho humano fundamental,
sin él no hay vida digna.»

Súmate a la FPP

¡ Chatea con nosotros !