Tentación legislativa

Son muchos los hogares chilenos golpeados por los efectos de la crisis sanitaria. Múltiples figuras del mundo político, de izquierda y derecha, creen tener la solución para decir basta al sufrimiento de estas familias. Poco a poco se instala en la discusión pública el fetichismo previsional que podría poner en riesgo las futuras pensiones de millones de chilenos.

Fue extremadamente tentadora para la oposición, pero fracasada e inconstitucional, la iniciativa de los Senadores que buscaban expropiar los fondos de las AFP para financiar sus populistas medidas; como también el caballo sin patas de Camila Vallejos, para declarar de interés nacional a las Administradoras de Fondos de Pensiones. Pero si esto no fuera suficiente, se suma la iniciativa de autorizar a los afiliados a retirar hasta un 10 por ciento de su dinero en casos de excepción constitucional y que el Estado se haga cargo de reponer aquellos fondos.

El Gobierno y la oposición sellaron el acuerdo nacional de emergencia. Muchas pymes y trabajadores serán increíblemente beneficiados. Las familias que han perdido sus fuentes laborales ya no solo dependerán del Seguro de cesantía, robustecido con mas fondos y coberturas; sino que también con la extensión y fortalecimiento del monto en el ingreso familiar de emergencia; cuantiosas asignaciones a los municipios y organizaciones de la sociedad civil para ir en rescate de los vecinos mas necesitados; entre otras medidas tendientes a la reactivación de la economía y fortalecimiento del empleo.

Considerando que es facultad exclusiva del Presidente Piñera proponer gastos fiscales, y otra de sus atribuciones, modificar las normas relativas a las AFP o seguro de cesantía, es de suma relevancia zanjar esta discusión. Debe ser abordada con seriedad y cálculos responsables, sino llevará a un desastre previsional gigantesco, y donde los únicos perjudicados serán millones de chilenos.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: