Inicio » Columnas » ¿Chile más caro que Europa? 2
¿Chile más caro que Europa? 2 Publicado en El Dínamo, 27.03.2023

¿Chile más caro que Europa? 2

A raíz de los videos virales de la periodista Mirna Schindler, donde compara precios entre Chile y Europa de forma poco rigurosa, escribí una columna sobre la forma adecuada de hacer ese ejercicio. En una carta al director a otro medio, el Sr. Óscar Arias responde a una parte de mi columna para señalar que los datos citados indican lo contrario a lo que yo sostengo.

Primero, asumo que el Sr. Arias cometió un error de redacción en la última oración de su carta: «no sólo los alimentos son más caros en Reino Unido que en Chile: también lo son los zapatos y la ropa», ya que, esa conclusión es opuesta a lo que él desarrolla en el cuerpo de su carta. De hecho, los zapatos y la ropa son más caros en Chile que en RU según los datos en cuestión.

Segundo, aunque el Sr. Arias correctamente indica que la comida en general es más costosa en Chile que en RU, evita mencionar los precios de Francia —país que también usé en mi columna para comparar precios ya que fue uno de los lugares donde Schindler grabó sus videos—. En Francia, la comida, el transporte, los restaurantes y hoteles son más caros que en Chile. En RU, es lo mismo menos la comida. En general, la vida es más costosa en esos países que en Chile, pero, como advertí en mi columna anterior, claramente existen excepciones.

«Un error común que muchos cometen es comparar el sueldo mínimo de dos países distintos en lugar de los sueldos medios. Esto resulta en una imagen distorsionada de la realidad porque el nivel del sueldo mínimo de un país está dado por la ley, no por las fuerzas de mercado».

Los países más ricos suelen ser más caros, pero, eso no es una regla, solo una tendencia. Hay países menos ricos que Chile donde la comida es más cara: Argentina, Uruguay, Jamaica y Liberia son algunos ejemplos. Esto, sin embargo, no significa que el costo de la vida sea más alto en esos países. Los precios de lo que consumimos —y aquí está el error de Schindler— dependen de factores que son distintos para diferentes países. Estos factores pueden ser la tasa de inflación, impuestos como el IVA (que RU no tiene para muchos alimentos), aranceles al comercio internacional, fertilidad de la tierra local, entre otros. Por eso, es tendencioso cuando Schindler insinúa que las diferencias en precios se deben a un aprovechamiento. Para llegar a tal conclusión, habría que hacer un análisis exhaustivo que, sobre todo, usara la paridad de poder adquisitivo —la forma adecuada y rigurosa de comparar precios.

Por último, muchos de los que se han pronunciado sobre este tema señalan que, para hacer una buena comparación de costos de vida, hay que considerar cuánto se gana en cada país y cuánto se puede comprar con eso. Sin embargo, un error común que muchos cometen es comparar el sueldo mínimo de dos países distintos en lugar de los sueldos medios. Esto resulta en una imagen distorsionada de la realidad porque el nivel del sueldo mínimo de un país está dado por la ley, no por las fuerzas de mercado. El sueldo mínimo en RU y Francia es mayor al chileno, pero, eso por sí solo no significa que en esos países se gane más. En los países nórdicos no hay sueldos mínimos generales y aun así tienen ingresos muy superiores a los chilenos. Asimismo, si mañana Chile subiera el sueldo mínimo a 10 millones de pesos mensuales, tendríamos el sueldo mínimo más alto del mundo, pero un desempleo cercano al 100%, por ende, esa cifra no nos diría nada respecto a cuánto ganan los chilenos.

La comparación de precios entre países no es un ejercicio sencillo y requiere de una metodología rigurosa para obtener conclusiones precisas. No es sólo comparar precios de productos y servicios, es crucial también considerar sus calidades, la inflación que han experimentado y los impuestos asociados, todo, con sueldos medios y no mínimos.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.

ÚLTIMAS OPINIONES

Confusión en Chile Vamos

Tal vez el mejor reflejo de la confusión que reina en sectores de Chile Vamos lo constituya el contraste de […]

Publicado en El Dínamo, 27.03.2023
Confusión en Chile Vamos

El Presidente, las multinacionales y los prejuicios

Se despierta en la mañana y prende la luz provista por Enel (multinacional italo/española), mira la hora en su reloj […]

Publicado en El Dínamo, 27.03.2023
El Presidente, las multinacionales y los prejuicios

Educación pública abandonada

El centro de estudios Libertad y Desarrollo (LyD) publicó un interesante estudio sobre la educación chilena y las elecciones que […]

Publicado en El Dínamo, 27.03.2023
Educación pública abandonada

VIDEO DESTACADO

«El progreso es imposible sin cambio, y aquellos
que no pueden cambiar sus mentes,
no pueden cambiar nada.»

Súmate a la FPP

¡ Chatea con nosotros !