Inicio » Columnas » Anticomunismo y espionaje
Anticomunismo y espionaje Publicada en La Segunda, 26.03.2024

Anticomunismo y espionaje

Organizando un paseo para mirar pájaros por las selvas del Paraná, leí que Graham Greene había escrito una novela ambientada allá —El cónsul honorario—. La compré y me la zampé. Así entré en ese imaginario de la diplomacia, espionaje y glamour. Para mí, lo más cercano a eso había sido comprar, hace años, unos artefactos en la tienda «La casa del espía» que conocí por el affaire-tragedia de Gerardo Rocha. Con ellos descubrí quién era el vecino que me robaba el diario los fines de semana (resultó ser un oscuro operador político de la Nueva Mayoría que, dada sus costumbres, quizás esté leyendo esta crónica y en un tiempo más termine destruyendo nuestro sistema de salud —y, de hecho, destruyéndolo junto con otros antiguos vecinos de ese mismo edificio). Por eso mi sorpresa cuando escuché el apellido Rocha en otro cuento de espías. Ocurría, eso sí, en palacetes de Buenos Aires y La Paz, y no en casas de mala muerte en El Quisco, con incendios y amateurismo criminal entremezclado.

«Gabriel Boric, que gobierna con el PC, posa de crítico de las dictaduras de Nicaragua y Venezuela —luego de haberlas defendido por años—, pero no ha dicho nada de Cuba».

Era otro Rocha, Manuel, nacido en Colombia. Había llegado a ser embajador de EE.UU. y en Bolivia vivió unas elecciones presidenciales en las que Evo Morales marcaba poco o nada, hasta que él mismo, como embajador, hizo declaraciones polémicas sobre Evo, la cocaína y las ayudas gringas. Evo se hizo famoso y salió segundo. Ganó la elección siguiente y luego destruyó esa ya débil democracia de la mano de Venezuela, Cuba y Lula. Evo ironizaba que su mejor «jefe de campaña» había sido Rocha. Jubilado estos últimos años, Rocha lucía de trumpista entusiasta y lobista, gozando los placeres y dólares de Miami. Solo hasta diciembre, cuando fue acusado de haber trabajado 40 años como agente secreto para el gobierno comunista de Cuba.

No hay que leer las diatribas de Vicente Huidobro o Bertrand Russell para ser «anticomunista», actitud que, acabamos de saber, le molesta mucho al presidente Boric. Basta con leer actualidad. Gabriel Boric, que gobierna con el PC, posa de crítico de las dictaduras de Nicaragua y Venezuela —luego de haberlas defendido por años—, pero no ha dicho nada de Cuba. Venezuela, además, le ha entregado miles de millones al PC, a través de la desaparecida Universidad Arcis, la estafa educacional que tenía el partido —excelente «educación pública, gratuita y de calidad»— para financiar a sus cuadros políticos e ideológicos. La teoría y la práctica inhumana del comunismo es fantasmal, algo así como la «inexistencia de algo existente», como afirma Quintín en la nueva edición de nuestra revista ÁTOMO que trata este tema. Cuba se burló de EE.UU. por años, ¿por qué no podrían hacerlo con Chile? A Rocha lo habrían «contratado» como agente secreto cuando vivía en Chile, en 1973. Hace unos días Rocha se declaró culpable. En abril saldrá la sentencia. Veremos si tiene algo de Nuestro hombre en La Habana, otra novela de Greene.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.

ÚLTIMAS OPINIONES

Inmigración y distorsión

José Tomás Vicuña U. escribió a su diario sorprendido por los resultados de la encuesta Bicentenario. Para él es sorprendente que los chilenos […]

Publicada en La Segunda, 26.03.2024
Inmigración y distorsión

SAE, más que un manto de duda

Señor Director:Don Mario Waissbluth, en carta de ayer, celebra nuestro Sistema de Admisión Escolar (SAE) y atribuye a los procesos […]

Publicada en La Segunda, 26.03.2024
SAE, más que un manto de duda

La burla de Cataldo

No deja de sorprender que aquellos que por años se jactaron de ser los defensores de una educación gratuita y de […]

Publicada en La Segunda, 26.03.2024
La burla de Cataldo

VIDEO DESTACADO

«El progreso no es una bendición ininterrumpida.
A menudo viene con sacrificios y luchas.»

Súmate a la FPP

¡ Chatea con nosotros !