Roberto Ampuero

Roberto Ampuero



Senior Fellow de la Fundación para el Progreso - On leave. Ex ministro de Relaciones Exteriores. Novelista, fue embajador de Chile en México y Ministro de Cultura durante el primer gobierno de Sebastián Piñera. Es autor de 15 novelas y 2 libros sobre asuntos políticos. Licenciado en Literatura Hispánica por la Universidad de La Habana, Cuba, y egresado de la Escuela Superior Política Wilhelm Pieck, de Berlín, Alemania Oriental. Es egresado también del prestigioso Taller Internacional de Escritores de Iowa, así como Master of Arts en Literatura Latinoamericana y Doctor en Filosofía en cultura hispánica por la Universidad de Iowa, Estados Unidos.

Opiniones

La Moneda: ¿Espacio para improvisar?

La Moneda no puede terminar siendo un espacio al que se llega a tratar de ser político, a improvisar seducido solo por buenas intenciones y utopías librescas.

Los periodistas bajo la lupa ciudadana

Por la metamorfosis de dos destacados periodistas en candidatos presidenciales muchos estimarán que detrás de cada profesional que entrega las noticias puede haber en ciernes un futuro candidato a diputado, senador o Presidente.

Dictadura de Maduro y ocaso de la izquierda

Cuando políticos justifican hoy dictaduras en ejercicio, debilitan la cultura y sensibilidad democrática nacional, en especial de los jóvenes.

1917: Utopía que se volvió infierno

Lenin no instaura ni la sombra de una democracia representativa, sino la brutal dictadura del proletariado sobre obreros y campesinos que había conquistado prometiéndoles un programa redentor.

Pesadillas del dogmatismo

Cuesta imaginar que un partido en el que no abundan los emprendedores y empresarios no sepa de las inversiones de sus dirigentes destacados.

Durmiendo con el enemigo

Por otra parte, en Chile, sorprende que a la DC le cause extrañeza que el PC respalde a un régimen totalitario y exhiba un doble estándar al rechazar dictaduras de derecha, pero aplaudir a las de izquierda.

La política vista desde el nogal

Ojalá recuperemos la amistad cívica, el debate respetuoso, las ansias de alcanzar un país más libre, justo y digno.

Amar al país: ¿No, gracias?

Hay quienes mantienen una promesa de amor potencial, que prosperará solo cuando Chile concrete su utopía.

El sur, el fuego, el giro

¿Cómo integrar a esa parte al país moderno y posibilitar asimismo que sus habitantes disfruten de las oportunidades para el desarrollo personal que tienen los que viven en zonas urbanas?

El Supertanker y el tsunami rojo

Si no llegamos a conocer los verdaderos orígenes de los megaincendios, en el próximo verano enfrentaremos una tragedia similar.

La Moneda, La Araucanía y el Che Guevara

Negarse a aceptar que las acciones de violencia en La Araucanía obedecen al mismo guión que ya tuvo trágico, demoledor y sangriento desarrollo en otros países latinoamericanos es pecar, cuando menos, de ingenuidad.

La Habana en dos tiempos

Muchos cubanos desean que el socialismo termine antes de que La Habana se derrumbe, porque su prolongada agonía puede arrastrar consigo a la misma ciudad.

¿Más felices en 2017?

¿por qué no parecemos felices si tenemos más prosperidad y estabilidad que nadie en la región?

Por una política de inmigración responsable

Urge contar con una nueva ley de inmigración que considere que Chile, gracias a su notable desarrollo en los últimos 35 años, se ha convertido en un imán para muchos.

CEPAL celebra al dictador

“Es una vergüenza” que Cepal “coloque en entredicho su credibilidad con un pronunciamiento que más bien parece haber sido redactado por Nicolás Maduro o por el propio Fidel Castro”.

Una muerte que desenmascara

La apología a Fidel Castro pone de manifiesto un doble estándar moral: esa izquierda que es capaz de condenar, con razón, la violación de derechos humanos bajo Pinochet, pero que “entiende”, relativiza o justifica la violación de derechos humanos bajo Castro. Para la izquierda hay, por lo tanto, dictaduras malas y “buenas”.

Twitter de Bachelet sobre Fidel: bofetada a los cubanos

Uno se pregunta si Bachelet está consciente de que celebra a un militar que condujo con mano de hierro a la isla, que mandó a fusilar a centenares de personas, que condenó a prisión a millares de individuos, que jamás celebró una elección libre, secreta y pluripartidista, y que fue responsable de un exilio que alcanza hoy a más de dos millones de cubanos.