Violencia en La Araucanía

Si bien el debate basado en el escenario socio-político que vivimos desde octubre fue desplazado por la coyuntura sanitaria y económica, no hay que perder de vista una crisis que nos subyace desde hace más de una década y donde pareciera que a muchos les encanta esconderla bajo la alfombra.

Los hechos de violencia en La Araucanía no son parte de los libros de historia como quisiéramos.

Pese a ello muchos tratan estos actos terroristas como si fuesen hechos aislados.

Se viene muy pesada la agenda política, pero no sólo para el Gobierno, Congreso, o sector productivo; también para todas las familias -de grandes propietarios a pequeños- que no son capaces de vivir con tranquilidad y normalidad por culpa de unos pocos que no descansarán hasta quemar y vandalizar el último camión o hectárea de tierra.

.

.

.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: