Publicado el 27.07.2020

Súper ricos

En los próximos días veremos como la Cámara de Diputados probablemente se vuelve a inundar de demagogia, irracionalidad y pulsiones emocionales para quedar bien con las redes sociales. Esto debido a que comenzará la tramitación del proyecto de “impuesto a los súper ricos” que promueven los diputados Camila Vallejo (PC) y Matías Walker (Dg, entre otros.

Iniciativas como esta han sido promovidas en países desarrollados y desechadas por su empírica inutilidad, escasa efectividad y corre contra la recomendación económica de no subir impuestos en recesiones.

Iniciativas como esta han sido promovidas en países desarrollados y desechadas por su empírica inutilidad, escasa efectividad y corre contra la recomendación económica de no subir impuestos en recesiones.

Probablemente nada de esto importe, porque los patrocinadores de este proyecto están presos de la necedad de la cual habla Ortega y Gasset: “De ahí la envidiable tranquilidad con que el necio se asienta e instala en su propia torpeza. Como esos insectos que no hay manera de extraer fuera del orificio en que habitan, no hay modo de desalojar al tonto de su tontería, llevarle de paseo un rato más allá de su ceguera y obligarlo a que contraste su torpe visión habitual con otros modos de ver más sutiles. El tonto es vitalicio y sin poros. Por eso decía Anatole France que un necio es mucho más funesto que un malvado. Porque el malvado descansa algunas veces, el necio jamás”.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: