Sistemas de reparto y estafas piramidales

Dada la moda de las estafas piramidales, sería bueno explicitar que éstas y los también de moda sistemas de reparto, se basan en exactamente el mismo principio. En aquellas, los inversionistas iniciales -y, por cierto, el estafador- se benefician en perjuicio de los siguientes, y en éstos, los primeros jubilados -y, claro, los políticos contemporáneos- festinan con cargo a sus nietos y parientes.

 

.
Las opiniones expresadas en la presente carta son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: