Responsabilidad

La oposición al Gobierno, como de costumbre, ha actuado de forma obstruccionista e insaciable. Esta vez, las excusas vienen siendo el monto y mecanismo del proyecto de ley de Ingreso Familiar de Emergencia. Protestas han ido y venido.

“Somos Chile, no Suecia”. Así emplazó el Ministro de Hacienda, Ignacio Briones, a los quejosos que piden aumentar el monto. Y es que recordar lo obvio a veces es necesario, pues cuestiones como la responsabilidad fiscal, en épocas que los recursos no sobran ni abundan, es un deber de primera mano. Necesario es aludir a algo tan básico como importante, el principio de escasez, el cual dicta que las necesidades son ilimitadas y los recursos escasos; pues pan para hoy y hambre para mañana es un lujo cortoplacista que nadie puede darse sosteniblemente. Pero como a la hora de la verdad la irresponsabilidad no la pagan ellos, se exculpan, excusan y ríen. Luego la gente deberá pagar los platos rotos.

.

.

.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: