Psicología inversa

Si en un principio la reacción del ministro Mañalich resultaba exagerada y el covid-19 era un ‘arma de distracción masiva’, ahora resulta que el actuar del titular de Salud es negligente. Más que oposición, a veces pienso que algunos políticos de izquierda practican psicología inversa con el Gobierno.

.

.

.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: