Prevención y autocuidado

“La vacuna para un país como Chile no llega antes de un año. Para que nos hagamos una idea”, sostuvo la vocera de Gobierno, Karla Rubilar. Aquello hace presumir que deberemos convivir con la enfermedad de la pandemia todavía un buen tiempo y que lo imprescindible será adaptarnos a ésta. En consecuencia, la prevención y autocuidado deberán pasar a formar parte del día a día de cada uno en suelo nacional más allá del mero invierno.

Es en estos momentos en que se mide qué tipo de ciudadanos existen: aquellos que requerirán de medidas más restrictivas de la libertad y duras en relación a su comportamiento, o quienes adoptan medidas sanitarias, emplean el autocuidado, la prevención y la colaboración. Uno conduce hacia los autoritarismos, como el ejemplo Chino, y el otro es más propio de las democracias. No necesitamos un gran hermano que nos vigile, necesitamos sólo estar a la altura de las circunstancias, desde los ciudadanos hasta las autoridades.

.

.

.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: