Publicado el 04.08.2020

Presunción de inocencia

En el marco del caso de Antonia Barra, parlamentarios de oposición y oficialismo presentaron, junto a la familia de la joven, un proyecto que, entre otras cosas, buscaría que todos los acusados por delitos sexuales sean considerados un peligro para la sociedad o la víctima. Por ende, la prisión preventiva sería aplicada como medida camelar inmediata, atentando contra la presunción de inocencia y el debido proceso.

Si bien estamos absolutamente de acuerdo en que es fundamental resguardar y proteger a las víctimas, aquello no puede significar pasar por alto las garantías penales mínimas que tiene toda persona imputada de un delito.

Si bien estamos absolutamente de acuerdo en que es fundamental resguardar y proteger a las víctimas, aquello no puede significar pasar por alto las garantías penales mínimas que tiene toda persona imputada de un delito. La justicia penal no puede valerse de un simple “mejor prevenir que lamentar”.

Y no se trata de ser más o menos feminista, o creer que no hay cosas por mejorar, sino de entender que no podemos responder con leyes pulsionales a problemas que son complejos, violando algo tan básico como que todos somos inocentes hasta que se demuestra lo contrario.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: