Oposición y Covid-19

“No me gusta una oposición que cree que respecto de esto (coronavirus) también es oposición”. Esa fue una de las críticas que lanzó el ex presidente Ricardo Lagos al manejo del coronavirus por parte de la oposición. No dominan este tema y arremeten con amenazas de acusaciones constitucionales, interpelaciones o citaciones a ministros. Hay dos opciones; existe una profunda necesidad de figurar -de la forma que sea y por los medios que sean- en la oposición, o bien, creen que frente a la pandemia la discusión es símil a que modelo de sociedad se adhiere. Cuánta falta hace un baño de humildad y una mirada a la oposición de Portugal, que ante la emergencia sanitaria cerró filas tras el oficialismo y se puso a disposición en lo que a cualquier colaboración y aporte pueda realizar al gobierno. En suelo nacional, solo encontramos obstinación, tozudez y mezquindad. Estén a la altura de las circunstancias, el país lo exige.

.

.

.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: