Modernizar la política

Señor director:

Aprovechando el notable editorial en el cual se plantearon tres propuestas para modernizar la política, quisiera plantear otra que podría ser beneficiosa para el desarrollo institucional que los nuevos tiempos exigen: se trata de la modificación del calendario electoral en las elecciones presidenciales y parlamentarias. La simultaneidad entre los comicios le resta importancia a las elecciones parlamentarias (dado que la mayoría de las atenciones están concentradas en las presidenciales) e impide que los apoyos presidenciales se puedan traducir de forma más nítida en apoyo parlamentario, creando problemas de gobernabilidad. Si las elecciones parlamentarias se realizaran un mes después de la segunda vuelta presidencial estos problemas se evitarían.

Esta idea ha sido llevada a la práctica en Francia y ha sido planteada en un documento patrocinado por la Fundación Konrad Adenauer (uno de los principales apoyos internacionales de la Democracia Cristiana chilena), motivo por el cual es plausible pensar que podría ser un proyecto de ley con apoyo transversal.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: