Ideas y subsidiariedad

Pablo Ortúzar, en su columna ‘Más subsidiariedad’ publicada en este mismo medio, llamó la atención respecto al riesgo que presenta el debate constitucional al principio de subsidiariedad. Quisiera complementar dichas observaciones, ya que, al prescindir de los orígenes judeocristianos de la subsidiariedad, deberíamos concentrarnos en las corrientes intelectuales que lo promueven y lo defienden.

“Es imperativo que intelectuales exploren ideas académicas y entiendan la importancia del principio de subsidiariedad”.

Es aquí donde quisiera señalar la labor fundamental del liberalismo clásico; en particular, el trabajo de Vincent y Elinor Ostrom, que han explorado de forma académica el rol de la sociedad civil y de la subsidiariedad, y cómo estos se relacionan con una sociedad de individuos libres y responsables. Es imperativo que intelectuales exploren ideas académicas y entiendan la importancia de este principio.

Como lo entendió Tocqueville, es solo a través de la subsidiariedad y libertad de asociación que podemos defender un orden social abierto y pluralista.

.

.

.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: