Full Liberal

Abogado, doctor en Filosofía y presidente de la Fundación para el Progreso (FPP), este columnista saca ronchas con sus opiniones –como que “la educación no es un derecho”– al punto que tiene una constancia en Carabineros por una amenaza de muerte. Liberal hasta la médula en materia económica, asegura que en cuanto a valores no es ni conservador ni menos nerd, como algunos piensan.

Axel Kaiser Barents von Hohenhagen tiene 33 años, dos másteres y un flamante doctorado en Filosofía en la Universidad de Heidelberg. Cuando tenía 24, publicó el libro El Chile que viene, con prólogo de Álvaro Bardón, quien fue presidente del Banco Central y subsecretario de Economía de Pinochet.

En ese libro, recuerda, “alerté sobre el crecimiento del discurso estatista y dije que íbamos por mal camino”. Y en 2009, cuando tenía 28, en el libro La fatal ignorancia advirtió que se estaba cambiando a tal nivel el discurso público hacia un eje estatista corrector de desigualdades, que en algún momento se iba a cuestionar todo el sistema económico en Chile. “Hoy vemos que esa predicción fue correcta”, dice él.

Algunos empresarios se impresionaron con su análisis y lo citaron para preguntarle qué hacer. Así nació la Fundación para el Progreso, un think tank financiado por Nicolás Ibáñez y Dag von Appen, entre otros, para defender “no el modelo de libre mercado, sino la libertad”, precisa Kaiser.

Te insultan duro en redes sociales por tus columnas en El Mercurio, ¿cómo lo tomas?
Los que lo hacen son esa masa que no tiene argumentos y hace bullying en Twitter. Es lumpen. Falta cultura cívica en Chile. He asumido el costo de defender la libertad de expresión. Tengo una constancia en Carabineros por una amenaza de muerte que recibí, pero no me callo, porque las libertades se defienden por principios, no porque te beneficien. La derecha chilena nunca lo ha entendido, tampoco gran parte de la clase empresarial.

A propósito, ¿cómo lees el Caso Penta?
He sido duro con la élite económica. He criticado el silencio de muchos pares empresariales que no han salido a condenar esto, así como con la falta de responsabilidad y ética de quienes han caído en estas prácticas, que les dan argumentos a quienes quieren destruir el sistema de libertad en Chile. Por otro lado veo las prácticas del Estado que muchas veces se asocian con los que tienen el poder económico para cerrarles el camino a los que vienen de abajo, con leyes y subsidios.

A ver, explícate.
No hay ningún grupo económico en Chile más poderoso que el Estado. Les podrías quitar a las diez familias más ricas de Chile todo y no alcanzaría para financiar un año del gasto público. La gente no tiene noción de la cantidad de plata que manejan los políticos y los burócratas del Estado. El sistema de economía libre es el que más riqueza genera, mientras los modelos estatistas, igualitaristas, con tufillo populista, a lo único que conducen es a la clásica mediocridad de América Latina. Debemos contener esto para que Chile no deje de ser: “la joya más preciada de la corona latinoamericana”, usando las palabras de Bill Clinton.

Tu defensa de la libertad suena muy económica. ¿Pero qué opinas de temas más valóricos como la eutanasia?
La libertad es una y debe ser respetada en todos los ámbitos. Si una persona quiere, bajo ciertas condiciones, aplicarse la eutanasia, está en su libertad de hacerlo.

¿Qué postura tienes hacia el aborto?
Es el tema más complejo, porque podría haber un tercero involucrado. Y el principio base de la libertad es que eres libre de elegir en la medida que no dañes a otro. No soy partidario del aborto, pero sí de no meter a la cárcel a una mujer que dentro de las primeras ocho semanas de gestación interrumpe su embarazo.

¿Eres partidario de legalizar las drogas?
Sí. El combate contra las drogas ha sido un fracaso. En eso estoy del lado de Ricardo Lagos y de Schmidt-Hebbel.

¿Y del matrimonio homosexual?
Eliminaría el matrimonio del Código Civil. No veo por qué el Estado se mete en un asunto privado, acordado por adultos. Por eso no veo la necesidad de consagrar el matrimonio homosexual como tal. Pero si se hiciera, no tendría problemas.

¿Ahora que se aprobó el Acuerdo de Unión Civil, ¿qué piensas de que las parejas homosexuales puedan adoptar hijos?
Bajo ciertas circunstancias, no podría oponerme. En el caso de un matrimonio que se separa, donde la madre es drogadicta y el papá un homosexual con pareja, no tengo dudas de que la tuición debe ser del padre. Eso es mejor que entregárselo a los burócratas del Estado o a padres adoptivos no sanguíneos.

Pareces tan compuesto, ¿eres medio ganso, un poco nerd?
Sin tener nada contra los nerds, no lo soy ni de cerca. No comparto para nada la cuestión hiperconservadora de que no debe haber sexo antes del matrimonio. No va con mi formación. He tenido pololas alemanas, austriacas, francesas. Mi humor va desde Scary Movie a la sutil ironía de Oscar Wilde. Me encanta bailar. Salir con amigos. No fumo, no me gustan las carnes rojas. Me encanta el pato del restorán Starnberg. Hago deporte. Fui seleccionado de ping-pong en el colegio y me encanta el taca-taca. ·

 

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación:

 

"La libertad no se pierde por
quienes se esmeran en atacarla, sino por quienes
no son capaces de defenderla"

Súmate a la FPP Dona Suscríbete

 
Escríbenos a través de Whatsapp
¡Chatea con nosotros! 👋🏼