Fenómeno

Mucha revuelta provocó el hecho de que el Presidente Sebastián Piñera decidiera sacarse una foto en la Plaza Baquedano días atrás. Más allá del poco tino del Mandatario, la situación sacó a la luz un fenómeno interesante.

Que este haya tan solo pisado el lugar donde periódicamente se reunían sus opositores no sólo aflora la hipersensibilidad de estos, sino que también evidencia su problema de culto. En definitiva, nadie que no piense como ellos ni profese su mismo dogma puede pisar su lugar sagrado; de lo contrario, su épica bíblica pierde sentido.

El problema, entonces, no es que simplemente un Presidente se haya sacado una foto, sino que un “hereje” vulnero las creencias de un grupo casi sectario. Robert Anton Wilson aseveró: “Cuando el dogma entra en el cerebro, cesa toda actividad intelectual”.

.

.

.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: