Felicitaciones

Señor director:

Leer los relatos sobre la pandemia de los profesionales de la salud de la región, publicados en este Diario el día de ayer, fue emocionante y estremecedor a la vez.

Los sacrificios realizados por estos evidencian una vocación de servicio sin límites a la cual el resto de ciudadanos debemos corresponder aplicando con mayor celo las medidas preventivas señaladas por la autoridad y así evitar engrosar las listas más allá de los casos imponderables.

Vaya mi reconocimiento a todos ellos y a este Diario por el especial informativo en torno a los “200 días de pandemia”.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: