El costo de la decisiones

Más vale que recordemos para discusiones futuras que cada decisión implica parcial o totalmente afectar nuestra vida y la de otros.

Las políticas públicas no son la excepción. Que un gobierno levante una cuarentena, por ejemplo, construya un puente o un colegio, tiene efectos directos y esperados por su aplicación, pero también indirectos -externalidades y el costo de no haber realizado otro proyecto-. Esperemos que las campañas de corrección política que vemos frecuentemente en diarios, radios, televisión y otros medios, no afecten nuestro entender como ciudadanos y que hagan esperables propuestas utópicas para resolver nuestros problemas.

Toda decisión conlleva beneficios, pero también costos.

.

.

.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: