Dos liberales cara a cara: Gloria Álvarez Y Axel Kaiser

Son jóvenes, son liberales y son coautores de “El engaño populista”, un libro que a poco de lanzarse ya está convertido en best seller. Aquí hablan no solo de teoría, sino de modelos políticos concretos… y de populistas con nombre y apellido.

.

Por: Óscar Sepúlveda

.

Ella es guatemalteca y politóloga. Él es chileno, abogado, Máster en Estudios Americanos y Doctor en Filosofía de la Universidad de Heidelberg, Alemania. Se conocieron el año pasado y se propusieron escribir un libro en conjunto. El resultado fue “El engaño populista”, que acaba de presentarse, y del cual hablan en esta entrevista, entre varios otros temas.
 
– ¿Qué los atrajo de la idea de realizar este libro en dupla?
 
Gloria: – El potencial que Axel vio en el discurso que yo pronuncié sobre el populismo, y su convicción y experiencia escribiendo libros, me atrajeron desde el instante en que me hizo la propuesta en Chile —el año pasado— de dejar un testimonio que sirviera como un manual para todas y cada una de las víctimas que en toda la región iberoamericana se ha cobrado el populismo.
 
Axel: – Como a muchos, a mí me impresionó el discurso que dio Gloria en Zaragoza. En ese minuto, se me ocurrió que seria un complemento perfecto para un proyecto como “El engaño populista”, y afortunadamente nos ha ido muy bien. Hemos conseguido apoyo de figuras muy influyentes como Mario Vargas Llosa, Enrique Krauze, Ricardo López Murphy, Carlos Alberto Montaner, Roberto Ampuero y otros. Estamos muy contentos de lo bien que le ha ido al libro.
 
– ¿Qué opinión tienen sobre su coautor desde el punto de vista personal e intelectual?
 
Gloria: – Admiro profundamente a Axel, ya que a tan corta edad ya es reconocido como un académico de la talla de los grandes libertarios de la región. Asimismo, admiro que teniendo todas las capacidades intelectuales y académicas, está dispuesto a salir de la típica discusión universitaria y de alto nivel intelectual que durante décadas sostuvieron los liberales de su altura, para difundir entre las poblaciones, con un lenguaje más llano, los principios y valores de la libertad y los derechos individuales de todo ser humano. Axel es un libertario de verdad. No solo defiende la libertad económica. Vive su libertad personal y está logrando lo que Einstein sostuvo: “La genialidad recae en la capacidad de explicar conceptos complicados en palabras sencillas”.
 
Axel: – Gloria es una mujer muy lúcida, preparada, carismática y con una energía admirable. Además, es poco común ver mujeres en el mundo de las ideas. Creo que ahí ella hace un aporte muy necesario. Su trayectoria es también impresionante: en poco tiempo se convirtió en una de las referentes liberales más importantes de Hispanoamérica, marcando el debate en diversos países e incitando a muchos de las nuevas generaciones a seguir las ideas de la libertad.
 
– ¿Por qué debiera interesar al público el tema del populismo?
 
Gloria: – Porque afecta su bolsillo, su inteligencia emocional y sus posibilidades de tener un futuro de prosperidad.
 
Axel: – Porque el populismo es un verdadero cáncer que destruye las instituciones, las posibilidades de surgir de las personas y de sus familias. Los países que caen en el populismo son países en los cuales la calidad de vida es mucho peor y de los cuales la gente busca escapar. Se trata de un mal muy antiguo que especialmente en América Latina no hemos logrado erradicar y este libro lo que busca es hacer una contribución a entender mejor el fenómeno, dando ideas para combatirlo. Por cierto, es también un tema fascinante desde el punto de vista intelectual.
 
– ¿Qué indica la acogida que está teniendo este libro en España, Colombia y Chile, entre otros países?
 
Gloria: – Que este es un tema regional, que es un cáncer y que hay muchos interesados en empezar una quimioterapia intensiva. Este libro es como una guía de advertencia que todo ciudadano vigilante de los procesos políticos de su país puede utilizar para ir midiendo el riesgo local al que puede estarse enfrentando su nación.
 
Axel: – Que esto es un problema de carácter regional que está lejos de ser superado y que permanecerá por mucho tiempo en nuestros países. El libro aborda este problema desde una perspectiva más original, de un modo fácil de entender y frontal. Todo eso es valorado por un público cansado del discurso políticamente correcto e impostadamente moderado. Además, hay una demanda entre mucha gente por material que ofrezca herramientas para enfrentar el engaño populista y al mismo tiempo postule una alternativa viable capaz de convencer a las mayorías. El libro hace un aporte en este sentido.
 
– ¿Cuál es el mayor peligro populista que existe hoy en Chile?
 
Gloria: – El conformismo de pensar: “Eso en Chile no puede pasar”.
 
Axel: – Movimientos como los de Jackson y Boric, y ciertamente la inactividad de aquellos que están demasiado cómodos para darse cuenta de que este gobierno abrió las puertas a algo mucho peor por venir. La refundación del país a través de una nueva constitución creo que se subestima en su potencial de minar nuestra estabilidad institucional y posibilidades de prosperar.
 
– ¿Quién es hoy la más clara encarnación del populismo en el mundo?
 
Gloria: – Nicolás Maduro, Pablo Iglesias, Daniel Ortega.
 
Axel: – Maduro, Kirchner, Iglesias, Dilma, Correa, Morales.
 
– ¿Es Michelle Bachelet populista?
Gloria: – Sí. Ya está poniendo en práctica los primeros pasos.
 
Axel: – Ella ha caído en el populismo refundacional y ha abierto las puertas al gasto fiscal insostenible, con el afán de dar beneficios gratis a todo el mundo. Esto no significa que esté al nivel de otros populistas de la región, pero el camino que está abriendo va en la mala dirección que han seguido otros países. Sin duda, es una forma de populismo más contenido, menos histriónico y más centrado que las que se ven en otras partes, pero la idea de un antes y un después, la denuncia de los poderosos de siempre como los culpables de los males de Chile, la histérica crítica al mal llamado modelo neoliberal y todas esas cosas cuadran en el esquema populista
 
– ¿El gobierno de Piñera tuvo o no prácticas populistas?
 
Gloria: – No me parece que califique como populista. Especialmente si se compara con el resto de los gobiernos de la región. Lo que es cierto es que tal vez no fue tan liberal como muchos hubieran deseado.
 
Axel: – Hay políticas criticables de Piñera, pero no lo calificaría de populista. Nunca se le ocurrió refundan el país o abrir las puertas de par en par al gasto fiscal para pagar derechos. El actual gobierno, en cambio, lanzó reformas sin tener un mínimo estudio creíble del impacto que iba a tener sobre la economía, siendo el caso más emblemático la reforma tributaria que muchos advertimos iba a desincentivar la inversión.
 
Fueron irresponsables y demagógicos, porque dijeron que la iban a pagar solo los ricos abusadores y la verdad es que ahora la está pagando todo Chile.
 
– ¿Es el populismo exclusividad de la corriente política contraria a la que ustedes están más ligados o también observan desvíos en la derecha?
 
Gloria: – Mi corriente no es la derecha. Esta me queda corta, porque solo abraza la libertad económica. No le interesa avanzar en la libertad individual.
 
Axel: – La derecha claramente puede ser populista. En todo caso, me definiría más bien como liberal, porque en la derecha ha habido muchos estatistas y personas que no creen en la libertad personal Con eso, ¡yo no me identifico!
 
CLINTON, TRUMP Y EL BREXIT
 
– ¿Es más populista Hillary Clinton o Donald Trump como candidatos presidenciales en Estados Unidos?
 
Gloria: – Utilizan dos artimañas del populismo por igual: Ella, el prometer lo “gratis” sin esfuerzo, apelando a alivios de corto plazo en riesgo del largo plazo; y él, dividiendo a la sociedad con odio.
 
Axel: – Trump parece tener tonos más populistas y agresivos que Clinton. Ella está más en el mainstream, pero no deja de ser populista prometer beneficios gratis y hablar de lucha contra la desigualdad mientras se cobran cientos de miles de dólares por charlas. Lo que pasa es que Trump dice cosas escandalosas, uno no sabe a veces si habla en serio. Pero también es un síntoma del hostigamiento que existe con las élites en Estados Unidos que han fracasado en mantenerla sociedad de oportunidades que siempre fue ese país hoy capturado por todo tipo de grupos de intereses políticos y económicos.
 
– ¿Qué hay detrás de la decisión de los ingleses de abandonar la Unión Europea?
 
Gloria: – En el fondo, una profunda necesidad por recuperar el control financiero. Esto, debido a que hay una alta percepción entre la población inglesa de una ineficiente administración de los gastos burocráticos de la Unión Europea. Se ha desviado la concepción original que tenía este experimento, que era lograr una Europa con un mercado común de bienes, servicios y personas, y que desgraciadamente ha devengado en una serie de deudas difíciles de compensar, donde aún no queda claro quiénes serán los responsables de pagar.
 
Axel: – El referéndum por el Brexit fue en realidad un tema de principios. La pregunta era si los británicos querían seguir en una estructura que centraliza cada vez más el poder y que limita la posibilidad de los miembros de tomar sus propias decisiones o salirse de ella. Había buenos argumentos para que el Reino Unido no se saliera de la UE, pero también para que se saliera. Al final, la tradición inglesa siempre ha sido a contracorriente de la de Europa continental. Para mí, no fue una sorpresa esa decisión, especialmente si se tiene en cuenta que la UE es dominada por franceses y alemanes, algo difícil de aceptar para muchos británicos.
 
– ¿Qué efecto tendrá esto para la Unión Europea?
 
Gloria: – Puede tener un efecto positivo en el largo plazo que obligue a los países que quedan en la Unión a hacer una reestructuración burocrática que los obligue a mantener una disciplina en los gastos administrativos y definir objetivos específicos para el crecimiento productivo del continente que menos crece en el mundo.
 
Axel: – Está por verse. Es de esperar que hagan las reformas que vienen prometiendo hace tiempo, precisamente para reencantar a los ciudadanos con el proyecto europeo. No soy muy optimista, porque el poder tiene una tendencia natural a incrementarse, no a limitarse, y porque no existen fuerzas genuinamente liberales con el suficiente poder para cambiar las cosas en el seno de la UE. La reacción de algunos de sus líderes al Brexit ha sido arrogante y descalificatoria. Eso no ayuda al proyecto y confirma la postura de los defensores del Brexit. En todo caso, creo que el Reino Unido mantendrá un estatus de asociación especial con la UE, lo que va en interés de todos.
 
– ¿Afectará en algo a Chile?
 
Gloria: – Espero que sí, con nuevas propuestas comerciales por parte del Reino Unido directamente con Chile.
 
Axel: – Es difícil saber, pero el impacto sobre la economía mundial obviamente nos afectará. Ahora, pienso que a la larga será para mejor, porque el Reino Unido, según algunas estimaciones, podría incrementar su PIB de manera nada despreciable por salir de la unión aduanera que es la UE y abrirse al mundo.
 
– ¿Piensan escribir nuevos libros juntos?
 
Gloria: – Por el momento, no tenemos un proyecto en concreto, pero estoy segura de que en cuanto nos surja una idea la pondremos en papel.
 
Axel: – Es una buena idea. Vamos paso a paso. Estamos con todo el tiempo y energía en este primer libro y luego analizaré proyectos futuros.
 .
Por: Óscar Sepúlveda / Fotos: Matías Bonizzoni  http://cosas.com/dos-liberales-cara-cara/

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: