Donación de órganos

León Smith se fue esperando un corazón y el deportista de Valdivia, José Cifuentes, hizo lo mismo, por un hígado. Esto demuestra lo imposible, difícil o, a lo menos, insuficiente que es el “generar conciencia” en la ciudadanía, ya sea en materias como la donación de órganos o como en cualquier otra. Urge una flexibilización y perfeccionamiento del sistema que regula la donación de órganos en nuestro país, que permita salvar las vidas que perdemos por esta “falta de conciencia” e ineficiencia estatal.

 ⋅
Las opiniones expresadas en la presente columna son de exclusiva responsabilidad de los autores y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: