Doble discurso

Es curioso, por decirlo menos, que después del dictamen de la Dirección del Trabajo los mismos que, en pleno estallido social realizaban apologías a la violencia y minimizaban los dañosa negocios y pérdidas de trabajo, se han convertido en los paladines de los trabajos e ingresos en los hogares chilenos. De un momento a otro parece que la pérdida de trabajos y que las familias chilenas no tengan ingresos toma importancia para estos personajes.

“Cambia, todo cambia”, señala la canción interpretada por Mercedes Sosa. Pero ¿cambió, todo cambió? ¿O será que para estas personas esto es sólo una nueva oportunidad para golpear a la alicaída economía a la que tanto daño ya le han hecho y al Gobierno que tanto repudian?

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: