Coronavirus contra todos

El coronavirus no distingue a su huésped, avanza sin cuartel y no reconoce ni etnia, raza, religión, empleo o cargo. El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, tuvo que ser internado en la unidad de tratamientos intensivos y no estuvo exento de complicaciones. Por otro lado, el presidente del banco Santander de Portugal, Viera Monteiro, falleció a causa de esta peste.

Esto demuestra la gravedad e impacto que posee el virus y que nadie está libre de él. Por ello, resulta imprescindible respetar las medidas de las autoridades sanitarias, investigar y sancionar a irresponsables que creen que estos días son de vacaciones. Todos somos posibles huéspedes del virus, y por tanto, se requiere de la colaboración y responsabilidad individual de todos para enfrentar esta dura amenaza viral.

.

.

.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: