Impuestos, súbditos y ciudadanos

Que la izquierda ha sido siempre estatólatra no es una novedad y que busque incrementar…

violencia

Santiago, un sitio eriazo

Señor Director:  Vamos camino a cumplir tres años desde el estallido social, y las huellas de…

Pérdida de competitividad en Chile

Chile viene experimentando una pérdida sostenida de competitividad y libertad económica reflejada en una paulatina…

eta-megan-terrorismo-columna-gerardo-varela

¿Está mal pelado del chancho?

Uno de los mitos de la propaganda del “Apruebo” es que, por primera, vez se…

Mulas

No sé de dónde viene el chilenismo «mula» pero lo usábamos harto como adolescentes. Con…

Friedman reivindicado

La contribución a la ciencia económica por la que Milton Friedman es más conocido es…

La Internacional Boric

Los chilenos siempre hemos tenido una fascinación por saber qué piensan afuera de nosotros, de…

Adiós a las armas

«Balconazos» es un peruanismo que nació de las exaltadas elocuciones que hacía Alan García desde…

Mayo y la República de Chile

“Nosotros, le manifestó escuetamente, vamos seguramente a morir” dijo Abraham Quiroz, soldado de la Guerra…

La lección argentina

A fines del siglo XIX y principios del XX, Argentina se encontraba entre las economías…

carta-gerardo-varela-trabajadores-y-directorios

“Cyberspeech”

Como aficionado a los discursos, debo reconocer que si algo sabe hacer la izquierda son…

La trampa del sueldo mínimo

El sueldo mínimo es uno de los conceptos más estudiados en economía, pero también es uno de los que tiene menos consenso, ya que los economistas no pueden ponerse de acuerdo en si la existencia de un sueldo mínimo –o incrementos en este– tiene efectos positivos o negativos.

Madrid, museos y constituciones

El trabajo de la Convención, empeora los problemas que teníamos y crea nuevos problemas.

¡Seguimos!

Hace poco ví uno que tenía colgada una National Geographic que titulaba: «¿Por qué mentimos?». Su clásico amarillo desentonaba entremedio de otras revistas que respondían: eran puras ediciones distintas de Vanidades.

Matamala y la industria del engaño

La costumbre de Daniel Matamala de distorsionar hechos y engañar en sus columnas dominicales lo ha llevado a atribuir idénticos hábitos en quienes son objeto de sus ataques.

 

"La libertad no se pierde por
quienes se esmeran en atacarla, sino por quienes
no son capaces de defenderla"

Súmate a la FPP Dona Suscríbete

 
Loading...

Cargando ...

Escríbenos a través de Whatsapp
¡Chatea con nosotros! 👋🏼