Publicado el 26.08.2020

Camioneros

Por más que se pueda simpatizar con la causa de los camioneros y su elemental demanda de poder transitar libremente sin arriesgar sus vidas o los bienes que transportan, no podemos obviar que sus métodos de presión son ilegales y que, a juicio del legislador, son constitutivos de delitos contemplados en los artículos 6°, 11° y 13° de la Ley de Seguridad del Estado. ¿Seguiremos condicionando la aplicación de las normas de acuerdo a nuestras simpatías políticas? Es hora que el Gobierno ejerza todas sus facultades para impedir que otro chantaje siga consolidando la idea de que en nuestro país todo se puede conseguir por medio de la violencia.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: