Publicado el 29.07.2020

Cambio de gabinete

SEÑOR DIRECTOR:

Este martes 28 de julio el Presidente Piñera nos sorprendió con un cambio de gabinete inteligente y audaz, mediante el cual entrega una serie de señales políticas y, de paso, amplía el círculo de poder antes reservado a los más allegados a Apoquindo 3000.

El nuevo gabinete tiene la clara tarea de recuperar la conducción política, paso necesario para dirigir la recuperación económica que será tarea fundamental en los próximos meses.

Con la incorporación de Víctor Pérez y Andrés Allamand deja en manos de experimentados políticos los desafíos que apremian al país, tanto en el interior -terrorismo y orden público- como en el exterior -Argentina y su extensión de la plataforma continental-. En Jaime Bellolio encuentra un portavoz joven y sólido, capaz de blindar la figura presidencial en momentos difíciles. Por último, la llegada de Mario Desbordes a Defensa muestra una clara voluntad de resolver los conflictos al interior del oficialismo sin la inicial pretensión de achicar el conglomerado.

El nuevo gabinete tiene la clara tarea de recuperar la conducción política, paso necesario para dirigir la recuperación económica que será tarea fundamental en los próximos meses. La izquierda democrática tiene una buena oportunidad para llegar a acuerdos con el gobierno; la otra izquierda probablemente está pensando en copar la calle y regresar a la violencia a todo evento. Sin embargo, hoy La Moneda cuenta con un equipo mejor preparado y políticamente capaz. Es de esperar que el Presidente Piñera les brinde autonomía suficiente para obrar en beneficio del país.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: