Brexit: una buena noticia

Señor Director:

La salida de Reino Unido de la Unión Europea no debiera resultar una sorpresa tan grande. Quienes sostuvimos que era el escenario más probable argumentamos que se trataba de un tema de principios. La tradición de autogobierno anglosajona es difícil de comprender fuera del Reino Unido y sobre todo para quienes pertenecen a un establishment intelectual,  estatal y financiero desconectado del hombre común.

La Unión Europea se ha convertido en una estructura de creciente antidemocrática cuyos fracasos en materias económicas, migratorias y de seguridad han sido colosales. Su lujosa y arrogante nomenclatura no es responsable ante los ciudadanos europeos y en varias ocasiones ha actuado de manera impositiva violando los mismos tratados y normas que se dio.

La aprobación del Brexit es buena noticia para el mundo y una oportunidad para que Europa se reforme en serio abandonando el camino autocrático y soberbio que ha seguido hasta ahora.

.
Las opiniones expresadas en la presente columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: