Acuerdo de paz

Considerando que el “acuerdo de paz”, impuesto por los partidos políticos el año pasado, no contenía ningún precepto relativo a los escaños reservados, y que además afirma que los constituyentes serán elegidos por la ciudadanía, suena incorrecto que hoy los parlamentarios busquen modificar el pacto en la cocina. Aún más bajo la excusa que todo lo no regulado por tal acuerdo puede ser objeto de debate.

Bajo la misma premisa yo puedo firmar un contrato con otra persona y luego de algunos meses cambiarle las reglas del juego en virtud de mi autonomía como individuo.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación:

 

"La libertad no se pierde por
quienes se esmeran en atacarla, sino por quienes
no son capaces de defenderla"

Súmate a la FPP Dona Suscríbete

 
Escríbenos a través de Whatsapp
¡Chatea con nosotros! 👋🏼