Aborto tres causales

Resulta un tanto paradojal que en la discusión sobre el aborto se apelara al derecho a decidir y a la autonomía personal de la mujer, mientras que en la discusión sobre la reforma laboral se niega tal capacidad para poder decidir si sindicalizarse o no.
 
Lo mismo ocurre en otras esferas donde algunos quieren que la autoridad nos diga qué comer, cuánta sal echar al plato, en qué gastar la plata, cuánto dinero ganar, qué enseñar a los hijos, con quién casarse, qué chistes ver o decir, cómo vestirnos, qué palabras usar o qué opiniones tener.
 
Abundan el paternalismo y la moralina de todo tipo. Muy pocos respetan, realmente, la libertad personal de los otros.
 ⋅
Las opiniones expresadas en la presente columna son de exclusiva responsabilidad de los autores y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: