Por qué la libertad

“Ser liberal implica preocuparse por la libertad de todos, respetar los derechos de los demás, aunque no estemos de acuerdo con sus acciones o sus palabras. Significa renunciar al uso de la fuerza y, en cambio, tratar de alcanzar nuestras metas, así sea la felicidad personal o la mejora del estado de la humanidad, o el conocimiento, o todo eso, o alguna otra cosa, exclusivamente a través de acciones voluntarias y pacificas, en el mundo “capitalista” de la libertad de empresa y el intercambio, o en las ciencias, o en la filantropia, el arte, el amor, la amistad o cualquier otro acontecer humano abarcado por las reglas de la cooperación voluntaria”. Tom Palmer, Capítulo I.

Descargar