Contra el fascismo

En esta conferencia de 1995 dirigida a los alumnos de una universidad norteamericana, el gran profesor alertaba frente a la sombra alargada de un fenómeno que no se restringe al ámbito político ni tiene fecha de caducidad, porque, «aunque ciertos regímenes políticos sean derrocados y ciertas ideologías deslegitimizadas, tras un régimen y una ideología hay siempre un cierto modo de pensar y sentir, un sustrato cultural, una nebulosa de instintos oscuros e pulsiones insondables», y es esa nebulosa la que puede ser el germen de una nueva ola fascista.

Una última advertencia cierra el volumen: «El fascismo eterno aún nos rodea, aunque lleve traje de paisano. Puede volver en cualquier momento, aunque se disfrace de las formas más inocuas.

Nuestro deber es detectarlo, quitarle la máscara y denunciar en voz alta cada una de sus gestas».

Comprar