Pensiones y oposición

‘El estilo Briones’ del nuevo ministro de Hacienda ha destacado por su apertura al diálogo y obtención de acuerdos. El ejemplo más claro es el acuerdo sobre el presupuesto 2020 y la inyección de recursos, con gradualidad y responsabilidad, al sistema de pensiones. El problema es que La Moneda se encuentra en una encrucijada. Por un lado, está el populismo imperante de la Cámara de Diputados en aumentar las pensiones en un 50% inmediatamente. Por otro, el respeto a no gastar ni endeudar en exceso para no producir inflación y empobrecer a los que menos tienen. Resulta paradojal que la oposición, particularmente ex Nueva Mayoría, sea quienes vitoreen con mayor fuerza un aumento en el gasto fiscal irresponsable en pensiones. Pensando en que estuvieron en el Gobierno hace solo dos años, ¿por qué no generaron esos aumentos de forma gradual en su propio Gobierno? Sin duda que, después de la guerra, son todos generales.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: