Triunfo de Bolsonaro

Los populismos no son algo ajeno a nuestro continente. Figuras como las de Perón o , y más reciente la de Chávez y de los Kirchner son ejemplos de aquello. Todas ellas se han vanagloriado de no ser encasillables en el eje izquierda-derecha o bien están claramente en la izquierda del espectro. Pero casos de populismo de derechas electos democráticamente son más bien excepcionales, por no decir inexistentes.

¿Puede suceder que el triunfo de Bolsonaro envalentone movimientos de derecha populistas en otras latitudes? Eso está por verse. Pero más incierto es que los genuinos demócratas estemos preparados para resistir y convencer de los males que trae tras de sí el populismo, sea del color que sea.

Las opiniones expresadas en esta publicación son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta publicación: