Google+ No más cultura | Fundación para el Progreso http://fppchile.org/es/feed/rdf/
Dona

No más cultura

Ahora que ya se desató la carrera presidencial, cobra relevancia saber qué opinan y harán los candidatos al cargo. Pero quizás una de las cosas más importantes no son estas opiniones, sino lo que los candidatos callan. Uno de los temas que brilla por su ausencia es la cultura, y en particular, el proyecto del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. El nuevo ministerio tiene como primer objetivo el rescate de las culturas de los pueblos originarios y comunidades migrantes. De ahí que el nombre se refiera a “las culturas”: son poblaciones o tradiciones ignoradas por el Estado durante largo tiempo. Más allá de juzgar la necesidad de hacerse cargo de la temática indígena, el ministerio de la Cultura no es el órgano adecuado para resolverlo. La creación de este ministerio se trata, más bien, de un negocio cultural para crear una épica propia de izquierda, de un reconocimiento a los “postergados”.
“controlar la llave de paso de los fondos estatales perpetúa la lógica de los artistas mendigando recursos al Estado”
 
Apropiarse de las herramientas culturales -controlar la llave de paso de los fondos estatales- perpetúa la lógica de los artistas mendigando recursos al Estado y la triste idea de que quien pone la plata, pone la música. Lo anterior no es exclusivo de los gobiernos de izquierda: el gobierno de Piñera hizo poco por mejorar la situación. Parece que la tentación de tener la máquina cultural a disposición y tranquilizar a los artistas es más fuerte que la necesidad de cambios. Al controlar esta llave de paso financiera, el propio ministerio que quiere promover las diferentes culturas termina ahogándolas: sólo en condiciones de libertad, de autonomía creadora, es posible que las artes ocupen el espacio que merecen en la sociedad. ¿Estarán dispuestos los candidatos a dejar de desviar más plata estatal hacia los creadores de cultura, en vez de potenciar el rol de la sociedad civil?
 
¿Se atreverán los candidatos a proponer cambios al mecanismo de financiamiento actual? Los artistas están para mucho más que eso. Su rol es todavía más importante en tiempos en que impera la dictadura de lo políticamente correcto: gran parte de la denuncia pasa por sus manos. Eso no es posible con un ministerio que monopoliza la cultura, la reduce a la memoria histórica y que se entiende como el único mecanismo de financiamiento de la cultura y las artes. Y es que el ministerio no puede ser el centro, sino que los propios creadores deben dirigir el camino. Porque, aunque el proyecto no lo considere, existe cultura sin Estado.

Las opiniones expresadas en la presente columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta noticia:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *