Mauricio Rojas

Mauricio Rojas

Senior Fellow de la Fundación para el Progreso. Historiador y Doctor en Historia Económica. Es profesor adjunto de la Universidad de Lund, Suecia; Director de la Cátedra Adam Smith de la Universidad del Desarrollo; integrante del Consejo Directivo de la Fundación Internacional para la Libertad que preside Mario Vargas Llosa y panelista del programa Estado Nacional. Fue miembro del Riksdag -parlamento sueco- (2002 - 2008) por el Folkpartiet liberalerna (Partido Popular Liberal); Director de Contenidos y Estrategia de la

Opiniones

El fracaso no es del modelo, sino de sus defensores

Lo ocurrido recientemente en Chile no es producto del fracaso de su modelo de desarrollo, sino de su éxito. Lo que sí ha fracasado es una centroderecha miope e incapaz de liderar las profundas transformaciones que ese éxito hacía imprescindibles.

conmemoracion de los 30 años de la caida del muro de Berlin

El muro y los nuevos muros

El muro de Berlín nació en la oscuridad. Su objetivo era claro: detener la huida de alemanes ansiosos de libertad y progreso.

Marx y sus amigos: Un recorrido por la casa del terror del marxismo

Ernesto Ottone ha escrito un libro que debiera ser leído por muchos. Marx y sus amigos (Catalonia 2019) es una excelente introducción a la historia o, mejor dicho, a la tragedia del marxismo. El autor nos conduce de manera ágil, informativa y seria por los dramáticos avatares de la ideología revolucionaria que mayor impacto ha tenido durante los dos últimos siglos y que alguna vez conquistó su corazón juvenil.

El vuelo de Ícaro y la tragedia del marxismo

El propósito de mi libro más reciente, El joven Karl Marx y la utopía comunista (Debate, 2019), es comprender la génesis y el atractivo de las ideas de quien se convertiría en el pensador revolucionario más influyente de los tiempos modernos.

Fukuyama y el dilema chino

El mayor desafío a la democracia liberal proviene hoy de China, por su capacidad de combinar una férrea dictadura comunista, teóricamente meritocrática, con una pujante economía capitalista que en poco tiempo la ha convertido en la mayor economía del mundo.

Ni de izquierda ni de derecha

Nuestro pueblo no es mayoritariamente de derecha ni de izquierda, sino de centro o indiferente a la cuestión política. Se trata de una gran mayoría desideologizada, ecléctica y pragmática, que quiere un poco de allá y un poco de acá, un mix de tradición y modernidad, Estado y mercado, continuidad y cambio.

La democracia y sus enemigos

Las respuestas populistas o nacionalistas son respuestas simples y destructivas ante preguntas complejas.

Continuando el diálogo de conversos

Diálogo de conversos 2 se enclava en el presente y sus desafíos para desde allí mirar hacia el pasado que lo explica y los posibles futuros en que desembocará

¿4 o 14 de julio?

Estas fechas simbolizan dos formas antagónicas de concebir la democracia: por o contra la libertad. Chile no es ajeno a ese dilema.

El votante populista: el caso europeo

Más allá de las generalidades y los clichés en boga sobre el votante populista existe una realidad concreta mucho más compleja que sólo puede ser captada mediante estudios pormenorizados y actualizados.

La izquierda y la erosión de la democracia

El político de retórica “proletaria” e “igualitaria” se encuentra hoy no sólo con los límites que le impone el dinero, sino principalmente su propio discurso y la utopía que predica.

Réquiem por la socialdemocracia

Con el fracaso de la candidatura de Lagos muere definitivamente el intento de crear una alternativa socialdemócrata para Chile.

Lenin o el criminal perfecto

Hace cien años Lenin dio inicio a la construcción del primer Estado totalitario. Lo hizo con la ilusión de crear un paraíso terrenal, pero creó el infierno más terrible que se haya conocido.

A 100 años de la revolución rusa

Hace 100 años nació un régimen político, inspirado por el sueño de Marx, que causaría estragos durante el siglo XX: el totalitarismo.

Epílogo sobre el hombre soviético

Se había creado un nuevo aparato gobernante cuya regla básica de conducta era la desconfianza, su valor más alto la obediencia ciega y su arma preferida el terror.