Juan Pedro Lürhs

Juan Pedro Lürhs

Gerente Regional de la Fundación para el Progreso Valparaíso. Periodista PUC y Master en Marketing Político de la Universidad Autónoma de Barcelona. Ex dirigente estudiantil y miembro de distintos emprendimientos sociales como Ají Verde, Cientochenta y la fundación Leadership Institute.

Opiniones

La Chile de los fanáticos

“Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema”. Esta frase de Winston Churchill resume perfectamente el estado actual la Universidad de Chile.

Valparaíso: hablemos de la decadencia

Hasta ahora se nos han planteado cuatro modelos de ciudad: el turismo, la educación, el patrimonio y el puerto. Tenemos una ciudad turística donde se asesinó a un visitante canadiense a plena luz del día; una ciudad universitaria donde los estudiantes viven en paro; una ciudad patrimonial donde el patrimonio que se cae a pedazos; y un puerto con la constante amenaza de ser sitiado por los sindicatos. Da lo mismo cuál se prefiera, todos quedan cojos.

Crónica de la generación que decepcionó a Chile

La Revolución Pingüina de 2006 marcó el ingreso de una nueva generación a la escena pública, los “millennials”. La irrupción generó muchas expectativas, pues esta camada se crió con internet, bonanza económica y democracia. ¿Que ha pasado con estos?

Feminismos

Resulta un error homogeneizar todo el movimiento feminista, amparados en acciones o consignas que no representan el sentir mayoritario.

La identidad contra la democracia

La identidad es como el fuego. Resulta fundamental para nuestra vida en sociedad, pero su instrumentalización política implica un alto riesgo de sufrir quemaduras.

La elite en los tiempos de la posverdad

La posverdad es una forma elegante de decir ‘mentira’ y supone que una construcción discursiva puede ser más fuerte que los hechos.

Errejón se equivoca

En los últimos diez años el establishment ha construido consensos culturales impulsados por la agenda progresista. Quienes hoy se movilizan son justamente quienes fueron excluidos de esos acuerdos. Literalmente excluidos. 

Barras bravas

A las barras bravas no les importa la verdad, sino mantener su postura. Con ésta construye su identidad, una que no se erige sobre una reflexión profunda, sino en algo tan primitivo como la pertenencia a un grupo. No le importa tener una sociedad con libertad, sino una donde sólo exista una forma de expresión: la suya. El problema no está en que tengan ideologías, sino que están dispuestos a negar realidades con tal de mantener la coherencia de su pensamiento.

Luchas de poder

¿Es razonable que un grupo esté dispuesto a hipotecarla federación estudiantil más antigua de Chile con tal de equilibrar sus cuotas de poder?

Las ideas importan

La causa de la libertad tiene sentido, pero para que triunfe debe estar secundada por personas dispuestas a defenderla sin complejos.

Una república bananera

Con un plebiscito solo deslegitiman la democracia que representan y los mecanismos que hemos establecido para tomar decisiones.

La otra lucha de clases

La lucha de clases existe, pero los papeles están invertidos. Marx se revuelca en su tumba.