Google+ Nuestra cultura | Fundación para el Progreso "/> http://fppchile.org/es/feed/rdf/
Dona

Nuestra cultura

400 toneladas de desechos, 1.300 infracciones, 60 detenidos y “Mil tambores”… Se equivoca el que dice que esto sucede año a año por “falta de cultura”. Lo que pasó en Valparaíso es precisamente nuestra máxima expresión cultural, reflejo implacable de nuestro “hábito social” de faltarle el respeto al de al lado.
 
Irónicamente, mientras nos lavamos la boca con discursos igualitarios, solidarios y comunitarios, no somos capaces de juntarnos en buena onda sin dejarle un chiquero al resto de la comunidad. La fraternidad que resuena en los discursos públicos debería salir- de su grandilocuencia y partir por casa con un gesto individual tan simple como no afectar a un tercero con mi propia mugre.
 
Esta es nuestra cultura. La misma cultura con la que basamos nuestra democracia en eslóganes, la misma cultura con la que nos quedamos en la casita en día de elecciones y después nos atragantamos a insultos contra esa “clase política” que “no nos representa”.
 
Así como existe la frase que los políticos reflejan perfectamente el pueblo que los elige, también debería existir una que diga que cada pueblo tiene el festival cultural que se merece… Podemos ser mucho mejores, pero para eso debemos dejar de delegar nuestra responsabilidad individual a un tercero (ya sea en forma de Estado o, en este caso, en forma del señor que barre la calle).
.
Las opiniones expresadas en la presente columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.

Las opiniones expresadas en la presente columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan las de Fundación para el Progreso, ni las de su Directorio, Senior Fellows u otros miembros.


Comparte esta noticia:

Una respuesta a “Nuestra cultura”

  1. Patricio Nicolás Méndez dijo:

    El dejar la basura botada en la calle es igual que pedir un derecho social comunitario, es “cagarse” en todos los demás en pos de la comodidad propia, ya que dejando la basura botada ensuciamos el ambiente de todo el resto y pidiendo derechos remunerados comunitarios, hacemos que todos los demás paguen por nosotros

Agregar un comentario